¿Sabías que incluir alimentos ricos en fibra, vitamina C y vitamina D es una forma de trabajar activamente en la prevención del cáncer de colon?

El cáncer es una de las enfermedades sobre las que más información puede leerse en medios de comunicación e internet, sin embargo, no toda la información que se encuentra es fiable y, por ello, es importante saber a qué datos hay que dar credibilidad, y a cuáles no.

Una de las ideas que sí está contrastada es que hay un importante porcentaje de tumores que podrían ser evitables mejorando nuestros hábitos de vida. Es decir, cuidando la alimentación, pero también llevando una rutina de ejercicio físico moderado diario.

De esta forma, aunque existen cuestiones como la genética, que obviamente impacta en algunos tumores que sí tienen un factor hereditario, en otras ocasiones, el cáncer se relacionada con cuestiones como la propia alimentación.

Lee: Un estudio apoyado por la AECC relaciona la dieta inflamatoria con el cáncer de colon

Alimentaicón para prevenir el cáncer de colon

La importancia de una dieta saludable

Esto no debe traducirse como que hay alimentos “milagrosos” ni “curativos”, sino que el hecho de llevar una dieta saludable, como es el caso de una dieta mediterránea , y mantenerse en un peso adecuado, es una forma de prevenir ciertos tipos de cáncer.

En el caso concreto del cáncer de colón se sabe que alimentos que contienen nutrientes , como la vitamina C y la vitamina D influyen en la prevención de gran parte de este tipo de tumores. Sin embargo, un consumo bajo de vegetales sin almidón o frutas podría aumentar el riesgo a padecer un cáncer de colón en el futuro.

Muestra de esta evidencia es el Estudio EPIC (European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition), que contó con la participación de diez países europeos, entre ellos España, y que concluyó que el consumo de fibras, frutas y verduras es un factor positivo en la prevención del cáncer colorrectal.

Todo ello siempre teniendo en cuenta que los factores genéticos y ambientales también desempeñan un papel importante en el desarrollo del cáncer colorrectal.

Cáncer de colon y sistema digestivo

De hecho, desde que se relacionó el consumo de alimentos ricos en fibra como un factor positivo en la prevención del cáncer de colón, se comenzó a entender que nuestro microbioma, es decir, el conjunto de microorganismos (o microbiota) que está presente en nuestro cuerpo, y que se compone sobre todo por bacterias, virus y hongos, tiene que ver con el origen de esta enfermedad.

En concreto, los estudios apuntan a que hay ciertas bacterias proinflamatorias que podrían estar relacionadas con este tipo de cáncer.

De esta forma, la explicación detrás de esta relación entre cáncer de colon y alimentación tiene que ver con el potencial inflamatorio que tienen ciertos nutrientes en el sistema digestivo. Algunos de estos nutrientes proceden de alimentos ricos en ácidos grasos saturados.

Dejar de fumar para prevenir el cáncer de colon


Alcohol y tabaco

Igualmente, existen trabajos que relacionan el consumo de alcohol con la incidencia del cáncer de colon, también en relación a su potencial inflamatorio. En este sentido, la recomendación pasa por evitar el consumo de bebidas alcohólicas, o al menos, limitar en todo lo posible su consumo.

En esta misma línea, estaría el consumo de tabaco, que se relaciona con diversos tipos de cáncer. Es por ello que, el primer paso para llevar una vida saludable es evitar el tabaco en todas sus formas.

Lee: ¿Quieres dejar de fumar? En la Asociación Española Contra el Cáncer te ayudamos

Alimentos a tener en cuenta

Ante toda esta información, podría decirse que en la prevención del cáncer de colón hay alimentos que podemos tener en cuenta, tanto para incrementar o reducir su consumo, siempre dentro de una dieta equilibrada.


Añade frutas y verduras a tu dieta

Partiendo de la base de que la fibra es un nutriente favorable, esta pueda implementarse en nuestra dieta a través de alimentos como frutas y verduras, preferiblemente que no contengan almidón.

Algunos ejemplos al respecto son las zanahorias, el brócoli, la lechuga, las judías verdes, la calabaza, o las alcachofas.  También son interesantes frutas que tengan un alto contenido en vitamina C, como son las naranjas, los kiwis o las fresas


Evita las grasas saturadas y reduce el consumo de carne roja

Otra categoría de alimentos ricos en fibras son las legumbres, tales como las lentejas y los garbanzos, o frutos secos como las nueces y los pistachos.

Asimismo, otra fuente de fibra vegetal son los cereales, siendo lo recomendable optar por cereales enteros como el trigo sarraceno o la avena, en vez de optar por cereales refinados como la harina de trigo.

En cuanto a la vitamina D, esta se encuentra sobre todo en alimentos como el pescado azul, siendo un ejemplo las sardinas, el pez espada o la palometa.

Por otra parte, estaría la lista de alimentos de los que hay que hacer un consumo más moderado. En la misma línea, habría que evitar los alimentos con un alto contenido en grasas saturadas, incluyendo las carnes procesadas (embutidos…); además de no abusar del consumo de carnes rojas.

Entradas relacionadas
Cómo hacer tus platos más saludables

Cuando se habla de hacer una dieta sana y equilibrada, leer más

Así se consigue mejorar la alimentación en niños con cáncer

Son muchos los efectos secundarios derivados de la quimioterapia que leer más

¿Cómo podemos prevenir las enfermedades no transmisibles como el cáncer?

Las enfermedades no transmisibles (ENT) suponen uno de los principales leer más