En tiempos de crisis, como la actual pandemia, si algo nos define es nuestra capacidad de ayudar a los demás. Por eso, con motivo del Día Internacional del Voluntariado, desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) queremos poner en valor la labor voluntaria en la sociedad. Más que nunca en este año 2020.

De hecho, a lo largo de estos últimos meses, se ha desatado un llamamiento social a la solidaridad sin precedentes. Más de dos millones de personas, que no formaban parte de la red de voluntariado, han decidido activarse para paliar el dolor y la fragilidad ajena; según datos de la Plataforma de Voluntariado.

Gracias a todas estas personas voluntarias, la AECC ha podido ayudar activamente a los pacientes de cáncer y a sus familiares desde la primera línea; con las dificultades que ha impuesto la pandemia, como es la imposibilidad de acceder a muchos centros sanitarios.


Voluntariado online, una nueva forma de prestar apoyo y acompañamiento

La labor de las personas voluntarias dentro de la AECC ha sido fundamental para poder llevar a cabo acciones muy diferentes. Una de las más destacadas -dado el confinamiento, las restricciones y los retos que ha supuesto esta situación para los pacientes- ha sido el acompañamiento de los voluntarios a través de teléfono, videollamadas y talleres online.  

Durante estos meses, la AECC ha reforzado todos sus canales de atención no presencial. Lo importante era no centrarse en las barreras; sino en todas las oportunidades que ofrecían las nuevas tecnologías, para seguir una vez más al lado de los pacientes.  Como recuerda Raquel Asunción Díaz Alonso, enfermera del servicio de Infocáncer: “Para los pacientes y los familiares es muy reconfortante saber que pueden contar con la asociación, que seguimos aquí”.

Durante los primeros meses de la crisis sanitaria, la AECC llegó a atender a más de 10.000 personas que necesitaban nuestros servicios gratuitos de atención social, psicológica y orientación sanitaria. Además, más de mil voluntarios realizan el servicio de acompañamiento a personas con cáncer con el objetivo de que ninguna de ellas pueda sentirse sola.

La labor de los voluntarios también ha sido clave en otras actividades presenciales, como la entrega de medicación. Muchos pacientes no tenían capacidad o disponibilidad para desplazarse y, gracias a este servicio, se les pudo hacer llegar a sus propios domicilios. Esta actividad ha sido muy importante para evitar riesgos innecesarios o un empeoramiento de la salud de muchas personas.  

En esta línea, también es importante el papel de los voluntarios testimoniales. Se trata de personas que han pasado por la misma situación y ofrecen un modelo de afrontamiento de la enfermedad, así como información del proceso. Como dato, solo durante el año pasado el voluntariado de la AECC acompañó a más de 190.000 personas.


Historia del voluntariado


Día Internacional del Voluntariado y AECC

Aunque en estos meses la labor de las personas voluntarias se ha hecho más evidente que nunca, su trabajo lleva siendo determinante desde hace años. De hecho, el Día Internacional del Voluntariado fue decretado por la Asamblea General de las Naciones Unidas ya en diciembre de 1985. Este día se ha dedicado durante estos años a celebrar diferentes acciones como: ferias voluntarias, limpiezas grupales de espacios, donaciones de sangre, conferencias, exposiciones, recaudación de fondos, manifestaciones, talleres y eventos de reconocimiento.

Voluntariado y AECC

En esta ocasión, desde la AECC queremos recordar que sus acciones han sido determinantes para todos nuestros pacientes, también desde hace años. Y es que, además del apoyo y acompañamiento, hay otros tipos de voluntariado que hacen posible la labor de la asociación. Entre ellos, el voluntariado de apoyo administrativo, de prevención, obtención de recursos o participación en investigación y ciencia.  


¿Qué acciones de voluntariado lleva a cabo la AECC?

En concreto, la labor de los voluntarios de prevención y promoción de la salud consiste en iniciar actividades deportivas o de vida sana, para crear hábitos saludables en la población de sus comunidades; o dar visibilidad a las campañas divulgativas sobre prevención y promoción de la salud. No hay que olvidar que la prevención está ayudando a mejorar el pronóstico de muchos tipos de cáncer.

Para que todo esto sea posible, también son fundamentales los voluntarios que trabajan para dar soporte económico a la AECC. En estos meses, estos voluntarios también han trabajado para que las actividades de captación de fondos fueran lo más seguras posibles, como fue la creación de huchas virtuales.

Por último, también cabe destacar la actividad desarrollada por los voluntarios de divulgación científica durante la pandemia. Su labor habitual es la de acercar la ciencia a la ciudadanía, a través de talleres divulgativos o charlas. En esta ocasión, su trabajo ha permitido sacar la ciencia a la calle en un momento en el que la información veraz y contrastada era clave. Durante la pandemia, precisamente, se puso en marcha a través de las redes sociales la iniciativa de la AECC #Cienciaencasa.

A todas las voluntarias y voluntarios que forman parte de la AECC, les hacemos llegar nuestro agradecimiento y el reconocimiento que merecen por su actividad comprometida. Es importante destacar la dedicación de estas personas a la misión de la asociación; que no es otra que reducir el impacto de la enfermedad y mejorar la vida de los pacientes de cáncer y sus familiares.

DESCUBRE NUESTRO HOMENAJE A LA LABOR VOLUNTARIA DE LA AECC

¿Cómo son las ayudas de emergencia social para pacientes y familiares de cáncer? ​
Ayudas de emergencia para pacientes de cáncer y familiares

La crisis sanitaria derivada del coronavirus está provocando situaciones de leer más

Así ha afectado la crisis del Covid-19 al paciente de cáncer
Cáncer y coronavirus: así ha afectado la crisis sanitaria al paciente de cáncer

El cáncer, como el resto de las patologías, no se leer más