Las náuseas y los vómitos, además de ser los efectos secundarios más frecuentes de la quimioterapia, suelen ser los más temidos. Por eso, si durante el tratamiento tienes náuseas o vómitos, además de comentarlo con tu médico, puedes poner en práctica una serie de consejos.

Tal y como nos recuerda en este vídeo Olga Muñoz , nutricionista de la Asociación Española Contra el Cáncer, es muy importante mantener un buen estado nutricional y adaptar la alimentación en función de las necesidades.


Es muy probable que si nos sentimos con náuseas y vómitos no tengamos ganas de cocinar. En este vídeo te ofrecemos algunas estrategias y recetas sencillas para ayudarte a sobrellevar esos días en los que no te sientes demasiado bien.


Consejos generales para aliviar náuseas y vómitos

En el caso de náuseas:

  • Come poca cantidad de cada vez, pero realiza 5-6 comidas diarias.
  • Evita olores desagradables. Es preferible que en los días inmediatos al tratamiento, otra persona se encargue de preparar las comidas.
  • Es preferible que tomes las comidas a temperatura ambiente o frescas, ya que las calientes pueden favorecer la aparición de náuseas.
  • Come despacio, masticando bien los alimentos.
  • Evita las comidas ricas en grasas (frituras, salsas, quesos grasos, leche entera, etc.) ya que dificultan la digestión.
  • Rehúye de comidas muy aderezadas y con salsas, es preferible los alimentos suaves, preparados al vapor o a la plancha.
  • Bebe líquidos fríos a pequeños sorbos a lo largo de todo el día, evitando las bebidas con gas o irritantes. Es preferible no beber durante las comidas, ya que favorece la sensación de llenado e hinchazón.
  • Descansa después de cada comida, preferiblemente sentado, al menos durante una hora.
  • No utilices ropa demasiado apretada a la altura del estómago.
  • No comas nada, al menos durante 2 horas antes de acudir al hospital para recibir el tratamiento.

En el caso de vómitos:

  • Consulta siempre con tu médico en el caso de persistencia de los vómitos durante más de un día y no se controlen con la medicación pautada.
  • Haz dieta absoluta, bebiendo agua fresca a pequeños sorbos cada 10-15 minutos. Si no toleras nada de líquido, debes consultar con tu médico pues existe riesgo de deshidratación.
  • Si se toleran líquidos, a las 4-6 horas puedes aumentar progresivamente los líquidos que se ingieren.
  • Tras 24 horas sin vómitos inicia una dieta blanda suave (preferiblemente alimentos cocidos).


En nuestro primer vídeo preparamos tres batidos para intentar no bajar de peso ante la falta de apetito, otro de los efectos secundarios más comunes durante el tratamiento del cáncer. Si te lo perdiste o lo quieres volver a ver, te dejamos el enlace para que puedas acceder al contenido.

Así se consigue mejorar la alimentación en niños con cáncer

Son muchos los efectos secundarios derivados de la quimioterapia que leer más

El cáncer merece que nos pongamos de acuerdo
Acuerdo Contra el Cáncer

España es, según algunos rankings*, el primer país del mundo leer más