La Asociación Española Contra el Cáncer ha destinado un total de 6,2 millones de euros a 7 proyectos de investigación en cáncer en su última convocatoria de las Ayudas a Grupos Coordinados Aceleradores. El objetivo de estas ayudas, tal y como señala su nombre, es acelerar la llegada de nuevos resultados para las personas con cáncer. Todo ello centrándose en impulsar la colaboración de investigadores españoles en proyectos europeos. Por ello, las Ayudas a Grupos Coordinados Aceleradores fueron creadas por la AECC conjuntamente con Cancer Research UK (CRUK) y la Fondazione AIRC per la Ricerca sul Cancro (AIRC), siendo un total de 32,7 millones de euros adjudicados entre las 3 entidades.

En este momento, estas son las ayudas más cuantiosas de España. No solo se trata de una cuestión económica, esta colaboración internacional permite, sobre todo, facilitar el acceso a un mayor número de muestras; permitiendo compartir conocimientos y sumar esfuerzos entre diferentes grupos de investigación.  Y es que la AECC ya lleva 66 años luchando contra el cáncer a nivel internacional.

Combinar radioterapia e inmunoterapia

Uno de estos proyectos es el liderado por Dr. Ignacio Melero, y se centra en el estudio de la combinación de la radiación de los tejidos tumorales con el uso de la inmunoterapia. En concreto, inyectando los agentes inmunoterápicos  en el tejido irradiado. Este proyecto se basa en la idea de que el efecto terapéutico de la radioterapia es dependiente, en parte, del sistema inmunitario; que puede contribuir en la regresión tumoral fuera de la zona de irradiación. De hecho, la evidencia previa ha demostrado que este procedimiento consigue afectar no solo al tejido tumoral irradiado, sino también a otras localizaciones metastásicas de la enfermedad.  De esta forma, estos resultados podrían ayudar a conseguir una mayor eficacia de la inmunoterapia.

Además, el equipo investigador prevé analizar muestras de dos ensayos clínicos en los que se combina radioterapia e inmunoterapia. En concreto, en estos ensayos clínicos participarán pacientes con metástasis hepáticas derivadas de tumores sólidos como cáncer de pulmón, cáncer colorrectal y cáncer de mama triple negativo; así como también pacientes con cáncer escamoso de cabeza y cuello (no operables).

Tecnología digital para el desarrollo de fármacos

Otro proyecto destacado es el de la Dra. Elena Garralda, que se basa en aplicar la tecnología digital para mejorar la eficacia en el desarrollo de fármacos. Concretamente, en los ensayos en fase 1, es decir, la fase inicial de un ensayo clínico.  El objetivo es contar con esta tecnología para ser más precisos a la hora de obtener datos de los pacientes y conocer cuáles son las dosis más eficientes para administrar el fármaco. Esto permitirá, en primer lugar, acelerar el proceso de obtención de información en tiempo real de los pacientes reclutados en los ensayos, desde el inicio de la investigación. Sin embargo, el fin último es mejorar el resultado de los fármacos que se ponen a prueba; ya que, a veces, los fallos de los ensayos se deben no al fármaco en sí, sino a no haber encontrado la mejor forma de aplicarlo.

Actualmente, se están dando grandes pasos para digitalizar ensayos clínicos experimentales en cáncer. Esto pasa por adaptar los estudios poblacionales, la administración de dosis, la combinación de fármacos y el estudio de biomarcadores. Todo ello con el objetivo de conseguir los mejores resultados en investigación.

Indicadores de progresión en linfoma

Hay personas que con una misma masa tumoral llegan a desarrollar una leucemia y otras no. Es el caso de la leucemia linfocítica crónica. El problema es que actualmente no existen marcadores, es decir, signos identificativos, que permitan predecir la progresión de esta leucemia. A este respecto, la investigación dirigida por el  Dr. Alberto Orfao pretende establecer de forma más precisa quién va a progresar y quién no. Todo ello con el objetivo final, en un futuro, de poder enfocarse en estos pacientes de alto riesgo, para realizar acciones precoces que eviten la transformación del tumor en leucemia.

Además, este proyecto va a permitir conseguir una importante cantidad de información sobre las fases tempranas de la leucemia linfocítica crónica (LLC), para mejorar el conocimiento sobre la misma. Hay que recordar que en la actualidad sigue siendo una enfermedad incurable.

La finalidad es crear una Plataforma y Red de Investigación única, que facilitará el acceso a recursos y herramientas esenciales para el diagnóstico temprano de la leucemia de células B, y para la prevención de la muerte prematura y de la transformación tumoral.

“El problema de la investigación en cáncer es la falta de recursos”
Dr. Mariano Barbacid sobre la investigación en cáncer en España

España no puede quedarse atrás en la investigación contra el leer más

La investigación en cáncer no puede parar
Cuestación AECC :: Hucha digital

El cáncer es la segunda causa de mortalidad en Europa. leer más