La crisis sanitaria derivada del coronavirus está provocando situaciones de especial necesidad en las personas con cáncer. No solo porque son pacientes, en muchos casos, inmunodeprimidos y, por tanto, con un mayor riesgo de contraer enfermedades infecciosas, como puede ser el Covid-19. Los efectos colaterales de la pandemia también son sociales, económicos y laborales. Sobre todo, para aquellas familias afectadas por la enfermedad y que, antes de la pandemia, ya sufrían una situación de vulnerabilidad.

Covid-19: cáncer y crisis socioeconómica

Según se desprende de un reciente estudio, ‘Impacto económico y social del cáncer en España’, realizado por la AECC y la consultora Oliver Wyman, el cáncer tiene un coste en España de al menos 19.300 millones de euros; de los cuales, aproximadamente, las familias asumen el 45% y el sistema sanitario el 55% restante.

La mayor parte del coste asumido por las familias se produce en el primer año de la enfermedad. El gasto continúa en los años siguientes y se mantiene, en muchas ocasiones, de manera permanente hasta pasados los 5 años, cuando se considera a la persona como superviviente. Esto supone que cerca de 27.000 personas cada año entran en una situación de extrema vulnerabilidad a raíz del diagnóstico del cáncer. Una cifra que se espera que sea mayor este año ante la situación actual.

Un fondo de emergencia para cubrir necesidades sociales

Teniendo en cuenta las consecuencias laborales y económicas que ya comienzan a percibirse, y que se agravarán los próximos meses, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha puesto en marcha un fondo extraordinario de 3 millones de euros para ayudar a estas familias.

En concreto, la AECC concede ayudas económicas de emergencia a las personas afectadas de cáncer y sus familias, que se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad y fragilidad socioeconómica. Las mismas están destinadas a:

  • Alimentación y medicación.
  • Gastos derivados del alojamiento como son las facturas de suministros (electricidad, agua, gas o teléfono).
  • Mensualidades de alquiler o hipoteca.
  • Transporte y desplazamiento para recibir el tratamiento oncológico.
  • Préstamo de material ortoprotésico.

Igualmente, la AECC pone a disposición los pisos o alojamientos alternativos autorizados por el Gobierno, para que las personas afectadas de cáncer puedan desplazarse junto a un familiar a otra provincia distinta a la de su lugar de origen para recibir el tratamiento oncológico.

Javier González, responsable de trabajo social de la AECC,  señala la importancia de estas ayudas en este momento de especial vulnerabilidad.

«Esta crisis sanitaria trae consigo una crisis económica y social, donde se han destruido un número elevado de puestos de trabajo a través de despidos, ERES, ERTES… Por tanto, el desempleo es y va a ser uno de los grandes motivos que incremente la vulnerabilidad de estas personas”. Además, subraya la necesidad de ir más allá y reclamar “la creación de un plan integral para la atención a las personas con cáncer y sus familias, que garantice una protección social digna”.

Escucha la entrevista con Javier González, responsable de trabajo social de la AECC, en nuestro canal podcast

¿Cómo solicitar las ayudas?

Las personas que necesiten una ayuda pueden contactar a través del teléfono de Infocáncer (900 100 136); para poder contar con la atención de un trabajador social.

Todas las solicitudes de ayudas de emergencia serán valoradas por el equipo de trabajadoras/es sociales de la AECC, utilizando los protocolos y baremos aprobados por la asociación; con el objetivo de destinar las ayudas a las familias que presentan una mayor vulnerabilidad para cubrir sus necesidades básicas.

Además, si quieres contribuir a este fondo de emergencia social puedes hacerlo a través de diferentes donativos en la web de la Asociación Española Contra el Cáncer.

Entradas relacionadas

El cáncer, como el resto de las patologías, no se leer más

En estos días de confinamiento, la soledad afecta a más leer más

En la Asociación Española Contra el Cáncer creemos firmemente que leer más